Uso adecuado de ascensores

76696619

La mayoría de las empresas disponen de ascensores, cuyo consumo energético puede ser bastante alto y tener una repercusión considerable en la factura eléctrica , además de gastos económicos por averías o mantenimiento.
La mayor parte del consumo de los ascensores se produce durante los arranques, debido a los elevados picos de potencia demandada. Además, pueden ser los causantes de los consumos de la “energía reactiva” del sistema eléctrico, que puede provocar caídas de tensión y pérdidas de potencia de la instalación eléctrica. Esta energía reactiva está, además, penalizada en la factura eléctrica por la compañía distribuidora.

Se pueden conseguir ahorros energéticos significativos potenciando el uso racional y eficiente de estos sistemas por parte de los empleados y usuarios de las instalaciones, y también mediante el empleo de tecnologías más eficientes.

Los ascensores de última generación son eléctricos de tracción directa con máquinas más pequeñas, evitando así elementos reductores como engranajes, rodamientos, aceites, etc.
Consumen entre un 25 y un 40% menos que los ascensores eléctricos convencionales y en torno a un 60% menos que los ascensores hidráulicos.
Para optimizar los desplazamientos, en caso de disponer de varios ascensores, se pueden instalar mecanismos de maniobra selectiva, que activan únicamente la llamada del ascensor más cercano al punto requerido y proporcionan un servicio más rápido y energéticamente más eficiente.
La iluminación de las cabinas de los ascensores también debe ser adecuada y no resultar excesiva, siendo en este caso también recomendable el empleo de bombillas de bajo consumo. Dado que la iluminación de los ascensores permanece activa las 24 horas del día, resulta recomendable instalar en su interior un detector de presencia, que active automáticamente la iluminación mientras se esté utilizando la instalación y la apague cuando no esté en uso.

Debe garantizarse un mantenimiento y revisión periódicos del sistema de ascensores, es recomendable que la contratación eléctrica sea revisada por un especialista para evitar el pago de posibles penalizaciones en la factura de la luz, bien porque la potencia contratada sea mayor de la necesaria o bien porque se produzcan consumos de energía reactiva

En edificios grandes se pueden obtener ahorros hasta el 20% de la energía y del 30% en la factura eléctrica.

on Abril 16 | by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top