Equipos eléctricos: ordenadores, impresoras, fotocopiadoras, stand by…

Pac PC Impresora Monitor Teclado y Raton

En todas las empresas hay un gran número de ordenadores y de otro tipo de equipos ofimáticos: impresoras, fotocopiadoras, escáneres, faxes, etc.
El consumo de estos equipos por separado suele ser bajo, pero en conjunto, y dado el gran número de horas que están en funcionamiento, son una parte importante de la factura eléctrica.

Los equipos de oficina suponen más del 20% del gasto eléctrico en algunos edificios de oficinas (llegando en algunos casos hasta el 70%).

A estos equipos hay que sumarles, los consumos por otros electrodomésticos habituales en una oficina, como neveras, microondas, televisores, cafeteras y teteras, etc.

Podemos reducir el consumo de energía de los equipos ofimáticos y eléctricos si seguimos los siguientes consejos:
-Comprar equipos más eficientes, que consumen menos energía y generan menos calor con su funcionamiento: los etiquetados energéticos de clase A consumen hasta un 60% menos de energía.

Los ordenadores portátiles son equipos más eficientes que los de sobremesa, tienen pantallas de cristal líquido, que consumen mucha menos energía que cualquier monitor de un PC convencional.
Los monitores con pantalla LCD (de cristal líquido) consumen entre un 50-70% menos energía en modo encendido que los monitores convencionales de tubo catódico (CRT).
Igualmente, se recomienda adquirir fotocopiadoras / impresoras que impriman a doble cara.

-Usar regletas múltiples con interruptor y/o enchufes programables: conectar todos los equipos de una zona de trabajo en una base de enchufes múltiple, o regleta, con interruptor, de manera que al acabar la jornada laboral se puedan apagar todos a la vez de la toma de corriente pulsando el interruptor de la regleta.

Los enchufes programables permiten el apagado y encendido automático de todos los equipos conectados a ellos, dentro de los horarios seleccionados por los usuarios.

-Configurar el modo de ahorro de energía de los equipos, y gestionar adecuadamente su consumo:

Se recomienda configurar adecuadamente el modo de ahorro de energía de los ordenadores, impresoras, fotocopiadoras y resto de equipos ofimáticos, con lo que se puede ahorrar hasta un 50% del consumo de energía del equipo.

Al hacer paradas cortas, de unos 10 minutos, apagar la pantalla del monitor, ya que es la parte del ordenador que más energía consume.

Al ajustar el brillo de la pantalla a un nivel medio se ahorra entre un 15-20% de energía.

El salvapantallas que menos energía consume es el de color negro.
-Mejorando el comportamiento de los usuarios de estos equipos
-Gestionando eficientemente su consumo energético: configurando los modos de ahorro de energía de los equipos y evitando las pérdidas en stand-by para evitar consumos innecesarios fuera del horario laboral de la oficina.

Todos los equipos electrónicos, en modo espera (stand-by), pueden llegar a consumir hasta un 15% del consumo en condiciones normales de funcionamiento, por lo tanto se recomienda apagarlos totalmente usando estos sistemas

Al acabar la jornada laboral, muchos ordenadores, monitores, impresoras siguen consumiendo energía aunque nadie los use al permanecer en posición stand-by (con el piloto luminoso encendido), e incluso aunque estén apagados del todo, por el simple hecho de permanecer conectados a la red. Algunos dispositivos ópticos, como teclados o ratones, siguen también encendidos aunque se haya apagado el ordenador. Por eso es importante desconectar todos los equipos por completo de la red. Para evitar estos “consumos fantasma” tan habituales en una oficina y asegurarse de que no se producen consumos de energía innecesarios en modo espera durante las ausencias nocturnas.

on abril 16 | by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top