Iluminación eficiente

d8f6d133fa9fe0e48771ddf15830073f_XL

En un edificio de oficinas, la iluminación supone el mayor consumo energético, por lo que cualquier medida dirigida a reducir este consumo tendrá una repercusión importante en el consumo global.

Las medidas más eficaces para reducir consumo en la iluminación de tu empresa son:

Aprovechar la  luz natural

La luz del sol, además de ser gratuita, es la forma de iluminación natural más limpia y barata.

Hay que orientar el puesto de trabajo para aprovechar al máximo el uso de la iluminación natural, asegurando que no se producen deslumbramientos molestos. En esos casos nos ayudaremos de cortinas, estores, persianas o similares.

También es muy útil utilizar tonos claros y tenues para decorar paredes y techos y en el mobiliario.

Mantener limpias las ventanas y levantadas las persianas/toldos/cortinas en la medida de lo posible.

Usar equipos de iluminación eficientes

Cuando sea necesario recurrir a la iluminación artificial deberán utilizarse los sistemas de iluminación más eficientes:

Sustituir lámparas incandescentes por lámparas fluorescentes o de bajo consumo y de alto rendimiento: Las bombillas de bajo consumo ahorran hasta un 80% de energía y duran hasta 15 veces más

Sustituir los tubos fluorescentes de 38 mm de diámetro por los de 26 mm.: Proporcionan la misma intensidad de luz con menor consumo, y cuestan lo mismo

Emplear balastos electrónicos, ahorran hasta un 30% de energía, alargan la vida de las lámparas un 50% y consiguen una iluminación más agradable y confortable

Habrá que cuidar siempre que en cada zona de la oficina exista un nivel de iluminación suficiente, confortable y adecuado para crear un ambiente de trabajo agradable.

Se debe evitar el uso innecesario y excesivo del alumbrado, y apagar las luces cuando no se estén utilizando, incluso durante periodos cortos. Se puede ahorrar así hasta un 20% del consumo.

Zonificar la iluminación

Independizar la iluminación de la oficina por zonas, colocando  interruptores manuales, según las actividades que se desarrollen en ellas y los diferentes horarios de uso.

Limpieza y mantenimiento de los sistemas de iluminación

El polvo que se acumula en bombillas y luminarias reduce el rendimiento de los sistemas de iluminación, por lo que se recomienda realizar un mantenimiento periódico, limpiando las fuentes de luz y las luminarias, y reemplazando las bombillas necesarias.

Instalar sistemas de control de la iluminación

Como interruptores horarios, detectores de presencia, sensores de luz…consiguen una gestión más eficiente e importantes ahorros de energía.

on abril 16 | by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top